domingo, 20 de octubre de 2013

Receta Devil's food



Esta receta de la América sureña de principios del siglo XX, no se llama “alimento del diablo” por casualidad. Si la haces no podrás dejar de caer en la tentación de comerte un buen trozo, y no probarla ¡es un pecado de los gordos!





Ingredientes: (para un molde de 20 cm)
                                                                                                                                                                   

340 g Mantequilla sin sal
125 g de cacao
250 ml de agua hirviendo
250 g de crema agria o crema de fresa
330 g de harina
1/2 cdta sal
1 cdta levadura en polvo
1 cdta bicarbonato
500 g de azúcar
4 cdta extracto de vainilla
4 huevos L

Elaboración:

En un bol pon el cacao y vierte el agua hirviendo, mezcla con unas varillas y añade la crema agria y sigue removiendo hasta que quede homogéneo.
En otro bol bate la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta que blanquee y aumente de volumen (si utilizas un batidor eléctrico mejor que mejor).
Añade los huevos de uno en uno hasta que se integren en la mantequilla y quede una crema suave y lisa.
Ahora agrega la mezcla de cacao y la harina junto la levadura y el bicarbonato tamizados, y con ayuda de una espátula mezcla hasta que quede todo integrado. Este paso es mejor hacerlo a mano para no añadir aire a la masa.
Engrasa o forra con papel vegetal, un molde de 20 cm.
Con el horno precalentado a 180 grados, hornea durante 50 minutos, o hasta que pinchando en el centro con un palillo este salga limpio.
Desmolda en una rejilla y, aún caliente, colócalo en una base de cartón o en un plato plano y envuelve con film transparente. Así puedes guardarlo en la nevera hasta una semana como si estuviera recién hecho, o 2 meses en el congelador.
A la hora de cortarlo, al estar frio se desmiga muchísimo menos y es más fácil cortar capas finas.
Si vas a decorar tu tarta con fondant, te recomiendo que pongas al menos 3 cortes de relleno.

Crema de vainilla

250 ml de claras pasteurizadas
500 gr de azúcar
1 vaina de vainilla

Elaboración:
Coloca las claras, el azúcar y el interior de la vaina de vainilla en una olla y ponla al baño maría.
Con ayuda de un batidor, remueve sin para hasta que la mezcla este caliente y empiece a estar esponjosa.
Pasa el merengue a un bol y bate a velocidad máxima para montarlo. Estará listo cuando este templado y al levantar las varillas haya un pico duro, también podéis hacer la prueba de darle la vuelta al bol, ¡eso ya depende de lo valiente que te sientas!
Puedes utilizar esta crema para rellenar y cubrir tus layer cakes. Prueba a decorar unos cupcakes de chocolate utilizando una boquilla rizada, queda genial, y aguanta varios días fuera de la nevera sin estropearse.


Montaje:
Con ayuda de una lira, haz uno o dos cortes al bizcocho y rellena con ayuda de una espátula con el merengue de vainilla. Luego cubre la tarta con el resto del merengue y decora con ayuda del reverso de una cuchara.
Si quieres darle un toque rustico, pásale un soplete por encima para tostar un poco la parte exterior del merengue.



Sweet life 

2 comentarios:

Déjame tu comentario, queja, duda, sugerencia, reivindicación... (hay espacio para todo!!) :)